La policía metropolitana de Tokyo ha acusado al Mangaka y creador de las series de Rurouni Kenshin de poseer material con pornografía infantil

Más de 100 DVDs de este prohibido e ilegal material fue encontrado por las autoridades en el hogar del Mangaka gracias a una investigación independiente sobre el mismo tema.

La posición de este material en Japón deja como castigo un año de prisión y una multa de más de 1 millón de yenes ($8890 Dólares) a quien se le encuentre culpable.

Debido a estas acusaciónes, la editora japonesa Shueisha quien actualmente publica el Manga actual (Rurouni Kenshin: Hokkaido) suspenderá la circulación, ya que estos cargos son tomados de una forma bastante seria.

El Mangaka colabora junto con su esposa quien es novelista a la creación del arco actual. Aún se desconoce que es lo que sucederá con el futuro del autor y su obra..

comentarios